"Ganar dinero, es bueno"

domingo, 3 de abril de 2016

http://economia.elpais.com/economia/2015/02/06/actualidad/1423251729_289297.html
http://www.expansion.com/juridico/opinion/2015/03/19/550b20f2268e3e9f688b456b.html

El gobierno valenciano obliga a que las gasolineras tengan personal atendiendo un número de horas al día para poder atender a minusválidos, por cuestiones de seguridad y ya, descaradamente para crear empleos.
Creo que estamos todos de acuerdo en que tener un nivel bajo de paro es deseable y debería ser el primer objetivo de cualquier gobierno. Por tanto, si estamos en una tasa de paro del 20%, pongamos todos los mayores de 18 años 2.000€ al año y solucionado el problema del paro, vaya pasándome el número de su Visa que empezamos...¿No? Lo entiendo, yo tampoco quiero soltar la pasta, empecemos:

En un país serio, tendríamos un gobierno limitado, con leyes constantes que no cambian cada dos por tres sólo porque alguien ha ganado las elecciones o porque estas se acercan. Con unas reglas claras, la gente toma decisiones sobre su dinero, es decir, sus ahorros, e invertiría con cabeza, a sabiendas que está protegidos por unas leyes que no van a a cambiar a la mínima de cambio, ni que va a tomar decisiones y a mitad de partida le van a cambiar las reglas. 
Cuando eso ocurre (y en este país, España, es habitual), le sumas las trabas administrativas, los altos impuestos, el coste de despido, etc pues pasa lo que pasa, que tenemos un paro elevado y que esto no hay Dios que lo arregle.

Pues bien a los que invirtieron en gasolineras low-cost les ha pasado algo parecido. Tomaron decisiones basándose en las reglas de juego que había, hicieron números, se arriesgaron ¿Y qué les pasó? Pues que vino el señor estado, les obligó a contratar personal y a la mierda la inversión (si aun así piensas que es justo, ya que así baja el paro, saca la Visa ¿Recuerdas?) Al final es culpa suya ¿A quien se le ocurre invertir en España?

En los países nórdicos, el número de gasolineras Low-Cost es del 50%, tienen un paro sobre el 5%, pero aquí nos atrevemos a darles lecciones y afirmar que eso no está bien, que si la seguridad, los minusválidos, y así un sinfín de excusas antes de reconocer que lo que tenemos es envidia de quien se está enriqueciendo. Pero eso tiene cura, respirar hondo, relajarse y afirmar "Ganar dinero, es bueno", en cuanto nos entre la vena socialista hay que tomar aire y repetir la frase, sin envidia, olvidándose del tío Gilito y Mr.Monopoly, eso son mitos. Usted puede ser empresario, siempre y cuando tenga lo que hay que tener, dinero (ahorrado o prestado) y un par de bemoles.


Libertad en entredicho

sábado, 2 de abril de 2016

Te dicen a que médico ir, que colegio te corresponde, que drogas puedes tomar, si debes seguir viviendo o no, si tienes derecho a abortar y cuando, si te puedes casar y que sexo debe tener para que te lo permitan, cuanto guardarás para tu jubilación, si la tendrás o no o bien cambiarán las condiciones en cualquier momento y por si fuera poco, se quedan con un mínimo 50% de tus ingresos tanto si trabajas por cuenta ajena como si tienes un negocio (IVA, IBI, IRPF, y demás I's)  ¿De verdad es tolerable tanto atropello a la libre decisión de las personas? ¿Si tenemos edad para votar e ir a la guerra a defender nuestro país, no podemos decidir como llevar nuestra vida?

La excusa de un estado social, es decir que se encarga de las necesidades imprescindibles de sus ciudadanos como la sanidad, seguridad, educación etc; sirve para darles a los gobernantes un poder coactivo sobre nuestras vidas, porque no te equivoques, una vez deciden, o bien obedeces o te quitan el dinero o  la libertad que te quede, en forma de multa o prisión. Social y religión han sido las excusas más repetidas para ejercer muerte y control sobre la humanidad.

Lo peor es que parece que funciona y tenemos miedo de vivir sin un estado omnipresente, la totalidad de los partidos con representación en España son pro-sociales ¿Se puede vivir en libertad sin miedo?

Una barca en el océano.

martes, 5 de enero de 2016

Cada vez me apetece más escribir un diario y pese a que hacerlo público puede exponerme más de lo que me gustaría, allá voy.

Mi hija lleva dos días sin chupete, tiene más de dos años y ya le va tocando dar ese paso. Lo hago por ella, pese a que le relaja y,  siendo sincero, me encanta el ruido de los meneos que le mete al "pipo". 
Otra cosa que me hace ser reticente es ir quitándole esas cosas que la hacen ser bebé. El chupete, los pañales y, en breve, el biberon(su bibe).

El paso del tiempo, los cambios, salir de la zona de confort y todo eso.

Ya llevo un año estando bastante raro, distante, alejado de mis amigos, más gris. El diablo está en los detalles y en las cosas pequeñas, esas que al final hacen, no una montaña, pero si una cuesta que al final te hartas de subir.

Las responsabilidades,y la energía negativa de la gente, la falta de sueño y los niños, por favor si, los niños, te absorben la energía. Al final del día solo quieres tu dosis de entretenimiento procesado, triturado y listo para servir.
Likes, favs, retweets... Algo que te despeje la mente, que te haga sentir más listo que la mayoría y que a alguien le importe lo que tengas que decir.

En fin, ya me he quejado bastante. Mañana más.

Las pequeñas cosas

lunes, 21 de diciembre de 2015

En las pequeñas cosas están las diferencias, en como un simple acto que sería considerado una chiquillería, pasa a revelarte muchas cosas de las personas que te rodean.

Hoy sin que sirviera de precedente en los 8 años que llevo trabajando aquí, una usuaria nos ha recompensado con una bolsita con 4 bandejas de dulces y 4 regalos, que eran ambientadores para el coche.

Cual ha sido mi sorpresa al darme cuenta de que después de estar todo el día trabajando frenéticamente, y sin yo darme cuenta, mis compañeros habían elegido ya sus cajas de dulces y ambientadores. Dejándome a mi lo que no querían.

Ellos lo verán como una tontería, pero el dejarme el último sin dejarme posibilidad de elegir me ha hecho darme cuenta de como me ponen por delante de un regalo de 3€.

Guía rápida para sobrevivir en VALENCIA (o como entender valenciano antes de llevarse una hostia)

lunes, 22 de julio de 2013

Guía rápida para sobrevivir en VALENCIA.
Con esta sencilla guía de traducción, usted podrá sobrevivir en la "terra de l'arròs"
No se deje engañar ni por la entonación ni por los gestos, lo importante es entender qué narices le están diciendo.
Con este sencillo diccionario-guía saldrá indemne de las más difíciles situaciones.
Las traducciones al castellano son geniales.

-IEEEP!
Hola.

-AU!
Adiós.

-MONE / NEMON
Vámonos.

-MECAGUENLAFIGATATIA
1.Discrepo de su opinión, estoy bastante en desacuerdo.
2.Saludo a un conocido que hace tiempo que no ve.

-MECAGUENLAMAREQUEL'HAPARIT ALFILLDEPUTAIXE
Discrepo con su punto de vista y/o con la acción (muchas veces relacionada con la conducción) que acaba de realizar.

-VES A FER LA MÀ
Aleje su sombrilla un poco de mi toalla que me hace sombra, gracias.

-IEEEEEEP FILL DE PUTA, A ON VAS?
Saludo a un conocido.

-NEM A FER-MO'N UNA
Vamos a tomarnos una cervecita.

-SERÀ PER DINERS, COLLONS
Yo invito. Variante de 'xe, això ho pague jo.'

-A RAS DE FIGA
Minifalda.

-RINXOPARRÚS
Falda aun más pequeña que la minifalda.

-PER COLLONS
Necesariamente, por necesidad.

-VES I GITA'T
No diga usted tonterías.

-SI LA VISTA NO M'ANGANYA... PORTE UNA BONA CASTANYA
Referente al estado de embriaguez.

-NYÀS!
Cuando le das algo a alguien (empléese la expresión mientras se le da).

-MESINFOT
No me importa demasiado.

-MENINFOTS
Habitantes de la 'terreta', nativos.

-SANGONERETA
Tragón.

-AMOLLAR
Soltar donde se pueda dejar caer.

-FIGAMOLLA
Llorona.

-PANFÍGOL
Persona tranquila.

-SUMBA-LI
1.Echar a correr.
2.Pegarle a alguien.

-LLUNY
Lejos.

-MOLT LLUNY
Muy lejos.

-A FER LA MÀ
Muy, muy lejos.

-AUSAES, 'GONIA QUE DÓNES!
No acaba de caerme bien usted.

-T'AGÜELA QUAN PIXA FA CLOTET?
Ya vale con el cachondeo, gracias.

-PIXES ALT I FAS CLOTET
Alto de miras.

-LA FIGA TA TIA ROSEGA KIKOS
La hermana de tu madre tiene mal humor.

-TINC EL PIU ENCÉS EN FLAMES
Cariño, esta noche vamos a tener relaciones.

-TIRA MÉS UN PÈL DE FIGA... Q'UNA MAROMA DE BARCO.
Lo que consigue una mujer, no lo consigue nadie.

-FARDATXO / SARVATXO
Bicho grande.

-AGARRA-LI EL MORRO A LA BURRA
¡Tranquilízateeeeee!

-ANAR COM CAGALLÓ PER SÈQUIA
Ir sin rumbo fijo.

-ALÇA EL RABO, PERDIGOT
Espabílate, vamos.

-SI T'ARREE UNA NYESPLA, VORÀS
Amenaza.

-AGARRA'T, QUE VE
La vamos a liar.

-AÇÒ ES MEL DE ROMER
Que es muy bueno/bonito.

-A CAGAR A L'HORT
¡Vete! ¡Fuera de aquí!

-AMAGEU LES CARTERES
Llegada de alguien inesperado.

-ME CAGUEN (DEU/ DÉNIA/ DEN / LA FIGUERETA / L'HÒSTIA)
Expresión de múltiples aplicaciones según estado de ánimo.

-LA MARE QUE VA!
Exclamación.

-CAP DE SURO
Cabezón, tonto, bobalicón.

-LA FIGA EM FA PALMES
Guapo, me gustas.

-HI HA MÉS DIES QUE LLONGANISSES
Aún queda tiempo.

-VAS A  LA MAR I NO TROBES AIGUA
Despistado.

-VES I TOCA'T ELS COLLONS
Hágame el favor de no molestar.

-ANIMAL DE SÈQUIA
Bruto.

-COM SI CAGARES, PERÒ 'PAC A' DINS
Eso es una tontería. Imposible.

-AIXÒ ÉS BUFAR EN CALDO GELAT
No tiene usted nada que hacer en el asunto.

-TAPEROT
Tonto.

-ME CAGUE'N LA MARE QUE'M VA PARIR
¡Caramba!

-AH, REDÉU!
¡Madre mía!

-XÉ QUE BO!
Me gusta.

-AÇÒ? AÇÒ?? AÇÒ ÉS MASSA, TU!
¡Qué barbaridad!

-TU NI TENS VERGONYA NI LA CONEIXES
Es usted un poco madrileño, caramba.

-VES I TIRA A FER LA MÀ !
Vuélvase usted a Madrid, gracias.

-NI XIXA NI LLIMONÀ
No servir para nada o poca cosa.

-TINDRE POCA ESPENTA
No tener iniciativa.

-TOT PER L'AIRE!
¡Caracoles! ¡Albricias!

-TIRA-LIIII
Continúe usted.

-JUGA, JUGA I VORÀS...
Aplicable a multitud de situaciones. Suele terminar con: 'L'hòstia que t'emportes'

-COLLONS
Testículos. Generalmente se usa para todo. Al comenzar o terminar la frase puede variar el significado de la misma.

-MENGES MÉS QUE EL TIO SANGONERA (QUE VA MORIR D'UNA FARTERA)
Come usted mucho, ¿no?

-A MANTA!
En cantidad.

-BORINOT
Torpe, bruto.

-AU CACAU
Hasta luego Lucas.

-SI TE PEGUE UNA BOCINÀ TE REBENTE COM UNA MANGRANA
¿Puede usted dejar de molestarme?

-M'A QUEEE ERES..., M'A QUEEE T'AGRÀ.. Mira que eres pesado

(Recibido por Whatsapp)

Montañas salvajes 4 - Karina y Gabin

sábado, 15 de junio de 2013


Cuando el Sergeant dejó la posada, Gabin cayó sobre la mesa. Hundido, vencido. Karina, con su pelo suelto y rojo como el fuego, se dirigió a él como un relampago.
-¿Qué pasa mi amor? ¿Qué te ha dicho?- le preguntó ella poniéndose a su lado en cuclillas.
Gabin se mesó el corto y canoso pelo que le quedaba.
Suspiró, como si con eso dijese mucho. Estaba a punto de llorar, pero no iba a suceder.

Karina tenía el corazón en un puño de verlo sufrir. Sabía que era un hombre fuerte, que había pasado más que nadie en su vida. Durante muchas noches, después de hacerle el amor apasionadamente, y siete de ellas, después de engendrar a sus hijos; él se había sincerado, poco a poco. Como una cebolla fue perdiendo sus capas para mostrarle su corazón, y cuando eso sucedía, lloraban. Frente a ella si que podía, en su intimidad, junto a la mujer que lo arriesgó todo por amarle.
-Quieren que vuelva, Karina. - Ella no entendía que quería decir. Gabin continuó, todavía mirando la silla donde se había sentado el suboficial - Dejé esa parte de mí atrás, hace mucho tiempo, no quiero volver- y entonces se giró - No quiero dejar esta vida.
 Ninguno de los dos sabía si se refería, a seguir viviendo o a abandonar la tranquilidad que había encontrado hacía más de una década.
Karina tomó una silla y antes de sentarse giró con fuerza la de su marido, para le mirase de frente a frente. Era como si Gabin hubiese encogido.
- Cuéntame que te ha dicho Omer, palabra por palabra.
Y obedeció tan bien como pudo.
Habían encontrado unos paisanos suyos, de la otra parte del mar y del mundo, habían venido del este y no se sabía a que. Lo único que podían decir es que estaban evaluando sus fuerzas, haciendo preguntas, averiguando todo lo necesario antes de realizar un asalto. Quien les había enviado y con que intenciones no consiguieron sacárselo. Y aunque los hombres de los caballos no eran castellanos, sabían torturar, lo único que hacía falta eran pocos escrúpulos y experiencia.
Uno de ellos tenía un documento encriptado, el más joven, el menos curtido. Le sacaron lo suficiente para poder descifrarlo.

"Enviad la información a Don Fernando Onrubia, al que encontraréis en Zamora. Marquesado. O bien a Don Alberto Saavedra, barrio de los segadores.
1- Localización.
2- Entradas y salidas para 3
3- tiempos"

Las dos personas a las que nombraban habían sido pupilos suyos en sus tiempos como mercenario. Alumnos aventajados que aprendieron a ganarse mejor la vida que yendo de una guerra a otra. Sobre todo Fernando, sabía moverse entre nobles, siempre había apuntado maneras. Alberto le sorprendía que siguiese vivo.
- Y donde entras tú ¿A qué tanto drama? - Karina se arrepintió de haber dicho eso - ¿Es que quieren hacerles algo malo a esos dos? No pueden montar una guerra por esto ¡Sería absurdo!
-No están tranquilos. Damos por supuesto la paz, pero los gobernantes tienen que estar atentos a los peligros.
-¿Y como sabían lo de esos Fernando y Alberto?
-¡Cómo voy a saberlo! Me habrán investigado, o lo habré contado yo con los que creía mis amigos, vete a saber.
-A mi no me hables así- puntualizó señalando con un dedo- y no levantes la voz, a estas horas ya debe de estar todo el pueblo enterado de que algo pasa, no les demos más munición para los chismorreos.
Gabin intentó componerse.
-Sigues sin decirme como entras tú en todo esto.
Así, terminó contándole la amenaza de Omer, la necesidad de ir a Castilla para investigar e interrogar a sus amigos. En una palabra, espiar, en un país que se distinguía por tratar a los espías peor que a los adoradores de los antiguos dioses. Si lo atrapaban ya podía clavarse una daga en el corazón y evitarse el sufrimiento.
- Voy a hablar con mi familia de esto. No se puede consentir una amenaza a un ciudadano libre.
- Soy un extranjero, por mucho tiempo que lleve aquí, sigo siendo diferente - A Karina se le puso tan roja la cara como el pelo.
- ¡Pues si tú no lo eres, yo sí y mis hijos también! Me criaron con las Damas de hierro, mi padre se dejó la piel en las llanuras y su padre antes que él.
   Con paso decidido se marchó y no volvió hasta bien entrada la noche, acompañada de su padre y madre que fueron a ver como dormian las criaturas y luego se sentaron a cenar algo rápido.
- Ya me parecía a mi que eras un fanfarrón - ¡Mamá! - Ni mamá ni gaitas. Tantas batallitas e historias y ahora te asustas por hacer unas preguntitas de nada ¡Será como un paseo por las ciudades castellanas!
- Pero que sabrás tú sobre Castilla.
- ¡Y qué más da lo que sepa! Vives aquí y nunca has hecho nada por el Skab. Todos le hemos servido a él y al baluarte, hemos vigilado las fronteras y mientras tanto nuestras mujeres afilaban sus lanzas, cuidaban de los niños y traían el pan a casa. Tú no has pasado nada de eso, ahora es tu momento de demostrar que eres uno de los nuestros - Karina se cruzó de brazos y apretó los labios ¿Tan difícil era dejarlos en paz?
- Gabin, te queremos, en cuanto nuestra hija te trajo a casa y nos pediste su mano, te quisimos. Se te ve un hombre capaz de defender a mis nietos y respetar a mi hija. Lo mismo que quisieron mis padres para mí. Siempre hemos confiado en que si llegaba el momento te dejarías la vida por protegerlos - mirando a la buhardilla, donde descansaban los pequeños- y ahora es ese momento, Gabin. Si se acerca una guerra y tú puedes darnos la ventaja ¿No nos ayudarías? ¿No querrías evitar que tus hijos vean lo que tu has visto? ¿No quieres que se sientan orgullosos de su padre y puedan decirles a sus amigos que por sus venas corre sangre de héroe?.
-¡Ya basta! -dijo Karina dejando la silla caer- No lo soporto más, habéis venido a traer la desgracia a esta casa. Queréis que se marche y que lo pierda. No lo permitiré - intentaron calmarla, pero no les fue posible.
Karina intentó echarlos, pero Gabin se opuso - Es muy tarde para que se vayan, ve a prepararles la habitación grande.
-¡Ja! ¿Yo? Ni muerta, prepárasela tú que no has hecho nada por que se pongan de nuestro lado.
Karina desapareció en la noche.

Cuando Gabin acabó de preparar la habitación, bajó al salóm. Ahí estaba Jurgen, su suegro, tomándose una cerveza.
-¿Preparándote para coger el sueño?
-No, preparandome para lo que te tengo que decir
-Por favor, no. Ya he tenido bastante.
-Tranquilo, nuestras mujeres ya tienen caracter por nosotros dos. Cógete una jarra y vamos a dar una vuelta.
 Jurgen salió fuera y esperó. Gabin salió con un pichel de vino y el fanal para verse en la noche. Anduvieron un rato hasta encontrar la higuera desde donde se veian los campos, ahora oscuros como el demonio. Jurgen apuró el trago y dejo la jarra entre sus pies.

Cuando yo tenía 14 años me alistaron en los jinetes pardos, no es que me gustase la idea, por mucho que fuese un chaval y nos llenaran la cabeza de conceptos como honor, valentía y esas cosas.
Yo quería estar con mi novia, que no es la bruja que conoces ahora, entonces era dulce y jóven - Dijo riendo- Yo era muy feliz. Y apunto estuve de mandarlo todo a la porra y largarme con ella. Pero cumplí con mi obligación, no por gusto, si no por que sabía que la paz que estabamos viviendo se debía en gran parte a que nuestros enemigos nos temian. Yo quería estar con los mios, pero también quería defenderlos. Así que cogí mi petate y me fui.
 Fueron años duros, lejos de mi familia y de mi mujer, a la que sólo veía por unos días. Cada noche la amaba como si fuera la última y me llevaba ese recuerdo conmigo.
 En un par de ocasiones casi no lo cuento, pero pensé que mejor sufrirlo yo que Marian o mis padres - Jurgen buscó a tientas la jarra, queriendo terminar el poso, Gabin le pasó el pichel. Después de pegar un trago, su suegro puso cara de insatisfacción ya que esperaba el sabor de la cerveza y encontró vino en su lugar.

Gabin suspiró - Cuando yo tenía doce o trece años me metí a mochilero en una compañia mercenaria. No pasaron ni dos meses hasta que me tocó cortar la primera garganta. Desde entonces no había parado de matar, siempre por dinero - Sacudió la cabeza como alejando esos pensamientos - dejé todo eso atrás el día en que conocí a tu hija. No sabes cuanto me cambió.

-Si que lo sé. Se quien entró a hurtadillas en la habitación de mi hija, hace ya doce años o así. Y se quien tengo delante. Oye, lo entiendo. Te juro que lo entiendo, pero que quieres que te diga, es el rol que nos ha tocado como hombres. Las tareas de ellas - dijo señalando con el pulgar hacía atrás- no son de buen gusto, pero las aceptan. He oído a mi hija chillar de dolor por cada parto que ha tenido. He temido por ella, cuando nació Edgar, pensé que la perdiamos, pero aguantó como una campeona. Esta es una tierra desagradecida y seca. Los débiles no duran mucho.

Gabin miraba al suelo - No, no lo sabes. Tu te marchaste a proteger a los tuyos. Yo era un asesino, un violador, un ladrón - Jurgen no se sorpendió mucho- Nadie me había querido nunca, nadie me había dado tanto. No sólo tengo miedo de no volver, lo que tengo miedo es de volver a despertar al lobo ¿Sabes a que me refiero?
 Jurgen asintió condescendiente - En eso me temo que no puedo ayudarte mucho- dijo mientras se levantaba - Preocupate de los problemas que tienes ahora, y cuando estés ahí fuera saca a la bestia. Ya nos ocuparemos de matarla después.

 Tomaron el camino de vuelta, cansados y taciturnos. Jurgen se invitó a quedarse con su mujer en la posada hasta su regreso y ayudar en lo que hiciese falta - Y no te preocupes por ese Omer, si se pone tonto, todavía tengo un brazo fuerte y una espada afilada para partirlo en dos si hace falta - dijo medio en broma.

 Él se estaba comportando como un cobarde, lo sabía. Él, que había comandado ejércitos, que había apaciguado rebeliones a base de cuchillo. Él, que había mantenido a ralla a convictos recién liberados, con el único objetivo de dejarse la vida sirviendo en alguna estúpida misión para el noble de turno. Los años lo habían ablandado, lo habían convertido en el típico viejo del que se reían en las tabernas. Era otra vida. Pero podía hacerlo una vez más, sólo una vez más y la deuda estaría saldada. "El pasado siempre vuelve" se decía en oriente.
 A la vuelta, en la quietud de la noche y cuando ya sólo les faltaba medio camino, sólo se oia un ligero tintineo metálico. Apretó el paso, dejando atrás a su suegro y empezó a arrepentirse de haberse marchado. Los hombres de Omer podían haber aprovechado y tomar a su familia como rehén para forzarle a actuar. Corrió en mitad de la noche, con los pulmones y las piernas quemándole como antorchas. El fanal se le escurrió entre las manos, no importaba, las estrellas le iluminarían o se partiría la crisma. Y entonces llegó.
 En las casas de alrededor una luz titilaba tímida mientras los insomnes observaban La Posada del Este. Fuera, una figura metálica lanzaba estocadas en soledad.
 Guardia en primera, cubriendo el lado izquierdo superior. Guardia en tercera, desviando bajo y a la diestra, sujetando la lanza con ambas manos. Firme, decidida. A fondo, una vez, dos y tres veces. Perforando casco, peto y faldón de un enemigo invisible.
 Medio giro, restallando la lanza contra la sien de otro enemigo.
 Karina practicaba sola, en medio de la oscuridad, unicamente rota por una antorcha clavada en el suelo, junto a una pequeña piedra de amolar. Vestía peto y faldón de escamas de bronce, bacinete cerrado con una cresta de puntas afiladas, simulando la crin de un equino.
 Se había recogido el pelo en una trenza que le cubría la espalda. Cuando Gabin llegó, ella tiró el casco al suelo, con una mano asió la lanza y con otra la trenza y de un corte la dejó caer.
 Era la mujer con el pelo más largo de la zona, su marido jamás había tenido que marchar. Cuando una mujer se quedaba sóla, se cortaba el pelo, para que no fuese un impedimento a la hora de defender su hogar.
 Gabin atónito no supo reaccionar. Al momento llegó Jurgen resollando. Poco a poco, los aldeanos fueron saliendo de sus casas. Un grupo de mujeres los fue rodeando, todas armadas, desde la más joven en edad casadera, hasta la más anciana. Llevaban lanzas o arcos, según la tradición, las armas que toda mujer debía dominar.
 Un salmo tomó la noche:
    Sobre la tierra parda
    bajo la luz del día
    siempre a la vanguardia
    está el caballo y su barda.
    Un hombre lo monta
    con armadura brigantina.
    Su escudo le da la vida
    y su espada la quita.
    Que tus ancestros te guíen
    en la oscura noche
    y en el día.
 
    Parten de casa
    escudo y espada.
    Llegan a ella
    arco y lanza.
  
    Mientras tu guardas
    nuestras vidas
    nosotros guardaremos
    a tu familia.
  
    Que tus ancestros te guíen
    en la oscura noche
    y en el día.
   
    Eres la última frontera
    entre la muerte y la vida
    guardanos caballero
    hasta que termine el día.


El Puente de los Suspiros - Por Pau Moreno

viernes, 7 de junio de 2013

     Alzo la vista y ante mí se extiende el Puente de los Suspiros, aquel que conduce a los reos a su ejecución, aquel en el que se depositan los últimos suspiros y esperanzas de muchos hombres, el último paso de mi vida, la niebla lo rodea todo como un manto de blanco pesar. Observo mis manos y pies encadenados y un guardia de la Santa Inquisición me empuja para que siga avanzando, obedezco manteniendo la cabeza alta y sin ofrecer a este puente otro suspiro, aceptando mi muerte con valor.
   La chusma grita y me insulta, están apiñados alrededor de una tarima en la que me espera mi verdugo y su hacha, el cual me mira con el mismo desprecio que toda la gente. No me importa en absoluto que la ley me condene, ni que el gentío me abuchee, nada de eso me importa porque ella se encuentra también en la plaza y sus ojos, aunque llenos de lágrimas, me dicen que me ama, que no me reprocha nada y que no merezco este castigo porque soy un buen hombre. Le devuelvo una mirada llena de amor, en la que intento expresarle que siempre la querré y que lamento mucho abandonarla tan pronto. Ella capta mi mirada perfectamente y rompe en sollozos, apoyando su cabeza en el hombro de una mujer que permanece a su lado e intenta consolarla, nunca antes la había visto y oculta su rostro tras un antifaz de carnaval blanco y dorado.
   Sigo mi trayecto, todos me insultan y me llaman asesino, algunos incluso me escupen. Tal vez su opinión cambiase si supiesen toda la verdad, si supiesen el motivo por el que asesiné a ese cardenal tan importante. Sé de sobras que no soy un santo, ni tan siquiera un creyente, pero conozco muy bien la diferencia entre persona y monstruo, no me importa cuanto poder o dinero posea un hombre, jamás tiene derecho, por muy alto que sea su estatus en la sociedad o en la iglesia a hacer lo que hizo a esas niñas… lo que hizo a mi hija, era un monstruo y debía pagar. Le asesiné, pero antes le torturé y no me arrepiento, de hecho lamento que muriese tan pronto ya que no pude alargar su martirio. Reconozco que tengo suerte, la Inquisición se moría de ganas por ejecutar al culpable, así que no he tenido que padecer incontables horas de sufrimiento en sus cámaras de tortura y me darán una muerte rápida y pública para que cunda el ejemplo.
   Termino mi último paseo y me arrodillan ante el tocón de madera, observo a mi amada por última vez, ella graba mi rostro en su mente y aparta la mirada para no ver lo siguiente que acontecerá. La niebla se espesa cada vez más y dejo de ver al público, sólo puedo escucharles mientras el verdugo ata mis manos al suelo de la tarima y asegura mi cabeza en la madera. Oigo su hacha alzarse y al mismo tiempo una silueta oscura empieza a dibujarse en la niebla, no llego a distinguirla antes de que el filo baje a toda velocidad…
   Siento mi cuerpo ligero y libre de las cadenas, he sido capaz de oír el hacha golpear el tocón y lo que me pareció un grito desgarrado de mi mujer, pero ya no escucho nada, estoy arrodillado y veo mi cuerpo, translúcido, borroso, como si formase parte de la niebla que lo envuelve todo. Unos pasos me sacan de mi estupor, la silueta que no logré definir antes se presenta ante mí, es la mujer que ofrecía consuelo a mi viuda. Sus ojos se ven tristes a través del antifaz pero una sonrisa tranquilizadora está dibujada en su boca. Se acerca y toma mi rostro entre sus manos, son cálidas y suaves, al igual que sus labios que depositan un beso en mi frente. Susurra en mi oído que mi hija me está esperando y eso me confirma sin ninguna duda, que he muerto, me ayuda a levantarme, coge mi mano y me guía entre la niebla.
  No creo en el cielo ni en el infierno, pero vaya donde vaya estaré con mi hija y allí esperaré a mi esposa hasta que el destino decida reunirnos, te amo y siempre será así amor mío.

Montañas salvajes 3

sábado, 25 de mayo de 2013

El Caldero del Asesino es una estructura de 16 acres dedicada a hacinar a la peor escoria castellana. Su aspecto de casa de verano engaña a los despistados viajeros y así cumple las reglas morales Castellanas, esconder la mierda.
De relieves adornados, balaustradas bien decoradas y el aspecto de alojar a la nobleza de la zona; nada más lejos de la realidad.

El Magister Adam y Don Alberto se presentaron ante la puerta y salieron 2 guardias.
-¡Cuánto tiempo malandrín!
-El bueno de Rogelio ¿Sigues vivo?
-Ya ves que sí, aunque se empeñen en lo contrario- Haciendo referencia a los internos.
Y así siguieron mientras los acompañaban al interior. La muralla formaba la primera pared de las estancias del personal, quinientas almas entre guardias, cocineros, factótums, esposas y niños.
En el centro, un donjon encalado lo presidia todo, rodeado de seis escaleras para los niveles superiores.

Tanto Rogelio como Alberto sabían a que venían, el alcaide había sido advertido y había dado su beneplácito. Todo por el reino.
Un mozo se encargó de las monturas. Se quitaron el polvo del camino y se refrescaron. Rogelio les acompañó al comedor, donde quedaron en comandita con tres picheles de vino.
-Jamás pensé que te vería de vuelta por aquí- Dijo Rogelio, después de pegar un trago.
-Y mucho menos sin esposas que me retengan.
Adam meneó la cabeza, como confirmando sus sospechas, su acompañante era un criminal más. Sus modales no podían provenir de otro lugar.
-Magister- Dijo el carcelero- ¿Cómo habéis acabado con semejante compañía?
-Gracias por lo que me toca- Replicó el aludido.
-Bueno. La corona quiere saber si esta empresa es o no una locura, si realmente vamos a conseguir espadas obedientes por un buen precio.
-Ya le he dicho que sabes elegir- dijo Alberto dándole un golpe amistoso.
-Aquí tiene la prueba, Magister. De asalta caminos a caza recompensas al servicio de la nobleza.
-¡Y de la realeza!- puntualizó Adam
-Sí, de esa también- dijo Alberto, aprovechando para dirigir la conversación hacia los reclusos.
Al poco, se acercó un tuerto con sendos platos de puchero humeante, del que dieron buena cuenta los viajeros.

Adam se fue a descansar a sus habitaciones. Rogelio y Alberto pasaron el día valorando a los presos, que por turnos de 3 horas, salían al patio a estirar las piernas. Así toda la chusma no estaba al mismo tiempo suelta en el patio y en caso de revuelta, eran más fáciles de controlar.

La noticia ya había corrido entre los presos y más de uno se había acercado a saludar a un antiguo compañero, aunque a distancia. Pues en aquel lugar sólo había dos bandos y la paz no duraba siempre.

Al primer turno de la tarde se les hizo formar por escuadras de a 12, muchos de los reclusos se alegraron de recordar viejos tiempos, cuando servían bajó alguno de los muchos estandartes de aquella tierra parda.
Rogelio y Alberto hincharon el pecho al ver a aquella orgullosa chusma flaca y llena de liendres, bandidos, ladrones, violadores... lo peor de aquella tierra, pero listos para dar su vida por aquellos que los habían apresado. El magister Adam los miraba atónito sin entender, pues ni toda la filosofía podía explicar aquella fidelidad y disposición.

-Mi nombre es Alberto Saavedra. Algunos ya me conocéis, mis huesos pasaron 5 largos años entre estas paredes, hasta que la corona me llamó a servirla, y dar mi vida si se terciaba, por una causa más o menos justa.
-Dentro de dos días llevaré a doce de vosotros conmigo. No sabréis de la naturaleza de esta misión hasta que sea estrictamente necesario, obedeceréis en todo momento, no se tendrá piedad con quien no se atenga a mis normas.

Rogelio fue llamando uno a uno a los mejores candidatos, vendiéndolos como animales y Alberto se quedó con doce de ellos. Se les dieron embutidos y quesos, alimentos que no cataban más que un par de veces al año y en pequeñas porciones. Todos aceptaron sin dudar, tan peligrosa podía ser una escaramuza dentro como fuera de la prisión y al menos fuera irían armados y verían la luz del Sol.

En el turno siguiente se repitió la misma operación, apartando a otros doce. Alguno preguntó para que necesitaban veinticuatro si sólo saldrían doce. No se le dio respuesta.

A la mañana siguiente doce espadas castellanas, ni nuevas ni viejas, amanecieron clavadas en mitad del patio.
Once fulanos del primer turno aparecieron dispuestos a empuñarlas, el último había aparecido con las tripas por fuera y sin queso ni embutidos en su poder. No tardaron en sustituirle.
Los dividieron en dos grupos y designaron dos capitanes, se enfrentarían hasta no encontrar oposición o hasta que muriese su capitán.
Algunos tomaron el acero sin vacilar, el resto se miraban para ver quien hablaba primero. Mirando de hito en hito al extraño que les ofrecía la libertad. Pero Rogelio sabía de qué pasta estaban hechos, finalmente cada dama plateada encontró un caballero que la empuñase.
Tres libras de delgado, largo y mal afilado acero.
La lengua seca, las manos temblorosas, los ojos acechantes y los filos a punto.
Los dos grupos se lanzaron uno contra otro sin demasiado orden. Uno de ellos había planeado una estrategia para proteger al capitán, pero todo se fue al garete en cuanto el primer cuerpo tocó el suelo. De entre todos, dos destacaban, Puto y Sebas, codo con codo flanqueaban al mismo adversario hasta que este caía, sin cuartel, fueron cayendo uno tras otro bajo sus aceros, hasta que un pistoletazo sonó. Aunque la pareja se había portado en lo tocante a dar tajos, su capitán se agarraba la pierna, intentando parar la hemorragia. Sólo cinco quedaban en pie, cuatro estaban tiesos y el resto quizás se recuperasen.
Los supervivientes fueron atendidos y llevados a unas celdas dentro de la fortaleza. Aunque encerrados, disfrutarían de una cama mullida, comida decente y de vez en cuando verían pasar a alguna moza de cerca. Todo un lujo.

El segundo grupo saldría a la arena en breve, algo se estaba cociendo en aquel hervidero. Los cuchicheos y las ideas iban y venían.

Montañas salvajes 2. Die Mannen i Parden

sábado, 4 de mayo de 2013

Cerca del río Cigüela, Hontanaya.

El cielo era un manto blanco, la partida de seis caballos con sus respectivos jinetes, se hallaban en el camino del olivar. Bajo la colina, todavía a 3 horas al paso, estaba Ontunuya, un poblado de medio millar de almas, al este del río Shego.

Las armaduras tintineaban y se mezclaban con el canto de los jilgueros. Al entrar en el poblado desmontaron, como era costumbre, y saludaron a dos ancianos que discutían sentados bajo una encina.

El capitán entro en la taverna con el bacinete en el brazo izquierdo
"Vengo a detener a un amanerado llamado Gabin"
Un hombre de piel oscura y pelo canoso sonrió al ver al sargento. Éste era alto, pelirrojo, de hombros anchos y facciones marcadas. Al contrario que el resto de jinetes, él llevaba el pelo cortado a cepillo, en vez de lucir largas trenzas.

"Pareces una mujerzuela con ese pelo tan corto ¿Se te cayó al estornudar?" dijo Gabin. Omer rió "Una herida en la cabeza, tuvieron que afeitarme para que no se me saliese la mollera" "¿Herida, que pasó?" "Después te cuento, antes sácanos algo de beber".

Gabin sirvió dos cuencos altos de cerveza tibia y con mucha espuma, junto con encurtidos de la tierra. Su mujer, una pelirroja de corta melena, atendió a los soldados que habían tomado asiento en el porche disfrutando del Sol de mediodía.

"¿Te trata bien la vida, negro?" Preguntó el sargento con la confianza de un antiguo amigo
"No me puedo quejar, los hombres de los caballos son gente de buen beber"
Se dejaron llevar por los viejos tiempos durante dos cervezas más, aunque ambos sabian que la visita no era de cortesía

"Gabin, tu viviste un tiempo en Castilla"
"Cierto"
"¿Tienes gente de confianza allí?"
"Hombre, la vieja compañia"
"¿Alguien más de confianza que unos mercenarios?"
"Sergeant Omer, los castellanos son hombres de honor, aquí la gente habla sin saber. Cuando un castellano jura, lo cumple. Lo he visto muchas veces."
"Si tu lo dices será verdad, pero necesito a alguien que no sea un castellano"
"Amigo ¿Qué está pasando?"
"Pues eso queremos saber. Hace unos días capturamos a unos espias de tu tierra. Tranquilo, nadie desconfia de tí, tu eres de los nuestros. Eran duros, pero al final les sacamos que estaban recabando información sobre nuestras fuerzas"
"¿Para qué? Mis paisanos nunca han tenido interés por estas tierras ni hay rencillas abiertas"
"Llevaban equipo y monedas castellanas, de eso no hay duda, eso nos dió más información que ellos. No les sacamos casi nada y ahora cuelgan de un árbol".
Gabin tragó saliva, hacia tiempo que había huido de la sangre y el acero, la vida le había dado una mujer y 7 niños.
Uno de estos entró en tropel, junto con dos amigos pecosos y rubios, alegrando la estancia con sus chillidos y risas, desaparecieron tras la barra y se olló a su querida Karina dándoles la bienvenida.
 Gabin retomó la conversación
"Sabes que me alegra que me visites, pero no se a que has venido realmente"
 El sargento respiró hondo y sacó un legajo, ofreciéndoselo.
Sin saberlo, Gabin acababa de condenarse al leer aquel manuscrito.
"Lo llevaba el más joven de ellos, bueno, aunque estaba codificado y en su lengua"
El antiguo mercenario no quería ni imaginar como le habían sacado el código al muchacho.
"En esa carta se nombra a dos de tus pupilos, Gabin."
Alzó la vista del papel, ya empezaba a entender.
"Don Alberto Saavedra, cazarecompensas y Don Fernando Onrubia, mano derecha del Marqués de Quesada. Ya somos muy mayores para creer en las casualidades, Gabin. Si esos chicos de ahí fuera leyeran esto ¿Que crees que dirían?"
La actitud de Gabin cambió considerablemente, sospechando el motivo de la visita "Me he ganado el derecho de estar aquí. Me he ganado el ser uno de los vuestros"
"¿Por colgar las armas y casarte con una de nuestras chicas? Te has ganado nuestra tolerancia, puede que incluso nuestra amistad, pero siempre serás un extranjero, al igual que tus hijos."
Gabin saltó como un resorte para echarle a patadas, pero Omer cogió del brazo, mientras atraian la atención de parroquianos y soldados.
"Si quieres ser uno de los nuestros tendrás que ganártelo. Demuestra de que bando estás. Necesitamos saber por que tus pupilos están reclutando espadas y contratando espías."
Cuando la mirada del antiguo mercenario se cruzó con la de su mujer, el sargento musitó.
"No te preocupes por tu familia, la vigilaremos de cerca"
Soltó la presa y aguantaron la mirada durante unos instantes. Gabin, vencido, rompió el silencio, mientras el sargento mandaba a la gente a meterse en sus asuntos con sólo una mirada.
"¿Qué tengo que hacer?"
"Te daremos todo lo que necesites para que nos ayudes."
Ambos se sentaron y 30 septims de oro aparecieron sobre la mesa.
"Aquí tienes dinero de sobra para empezar a soltar la lengua de tu gente; por muy castellanos que sean, seguro que nada les azuza más la memoria que la visión del oro, infórmanos tan pronto como sepas algo. Mis chicos van a quedarse un tiempo en la ciudad, puedes disponer de ellos más o menos como te parezca hasta la frontera. Saben que eres un buen hombre y que te has ofrecido voluntario para una misión peligrosa, no tienen por que saber más".








Tener un mal día.

viernes, 22 de marzo de 2013

Hoy ha sido uno de esos días de mierda, supongo que se me ha contagiado el mal rollo de una colega. Todos mis fantasmas han empezado a revolotear por la cabeza otra vez y por suerte he vuelto a meterlos en la celda hasta próximo aviso.

Son pisadas en la arena, una sombra que acecha tras de ti y cuando te giras ya no está. Momento de echar la vista atrás, entornar los ojos y divisar los caminos que se presentan frente a ti.



He recordado viejos tiempos al consultar algún libro de auto-ayuda (¡Oh no, esos pseudo-libros!), pues bien, yo le debo mucho a estos libros, el mejor de ellos "Tus zonas erróneas". Pero ante todo, me ha ayudado una viñeta que recuerdo siempre que se acercan nubarrones.

La autocompasión es uno de los mayores vicios, es como una droga, te da un chute de satisfacción inmediata, te dice lo que quieres oír y al final te aíslas, te afliges y ¿Para qué?

Lo que me queda pendiente es practicar algo de deporte, se que me hace sentir genial cuando lo practico, así que tengo que tomar conciencia, este sábado tengo un pequeño entrenamiento, suficiente para quitarme las telarañas.

Se mueven

lunes, 8 de octubre de 2012

Se mueven, lo peor es que se mueven. Esos apéndices, agitándose hacia el exterior, acariciando la luz del Sol. Hasta el cielo oscurece cuando los tentaculos atrapan su luz.

Se mueven, mecidos por las olas, como hojas de otoño al viento.

Lo veo a todas horas, cada vez ocupa más mi mente, ahora ya no me queda nada más en la memoria. Me quedo en esta silla de ruedas, mientras me trasladan de un sitio a otro. Estoy tranquilo cuando estoy a oscuras y veo un hilo de luz, quizás me siento como él. No quiero ver el Sol, pero si jugar con sus rayos, a sabiendas que un día cualquiera saldré bajo su calor. Pero no hoy.

Se mueven, llevan eones meciendose, pero ¿Qué es el tiempo mientras se está soñando?

Se mueven. Y las corrientes son más cálidas ahí arriba, quizás ha llegado la hora de despertar.

Nigel Farage: ¿Con qué autoridad?

viernes, 3 de agosto de 2012



El descanso de los héroes

miércoles, 1 de agosto de 2012

Llega la nueva tienda de rol, cómics y juegos de tablero.
El descanso de los héroes.
http://www.eldescansodelosheroes.com/
Ven y échate unas partidas de Magic, Yugioh, Dungeons and Dragons o lo que te apetezca. Tenemos juegos para que los pruebes. Y bebida fría para aliviar el gaznate.

Estamos en Paiporta, en la Avenida Francisco Ciscar, 10 Bajo izquierda
Frente al metro y el parking gratuito.
Teléfono: 961.29.27.27

Horario:
L-V: 17-20h
S-D: 11-20h

¡Buena gente y buenas partidas!


Montañas salvajes

martes, 31 de julio de 2012

-¿Y dice usted que encontraremos soldados aquí?
-Por su bien espero que si.
-¿Por mi bien?
-No, por el de ellos. Pero tranquilo, eso no va a ocurrir, la prisión de Valparaiso esta llena de acero. Torcido como una hoz, no le digo que no, pero los castellanos somos tan valientes como humildes.
-Comprendo.
-No, no lo comprende. Por una bolsa de septims tendremos todos los soldados que podamos controlar. Son como perros salvajes, hay que morderles y mearse en ellos, después de eso ya son tuyos.
-Espero que no esté siendo literal.
-No, no creo que sea necesario llegar tan lejos, soy de esa clase de hombres que inspira confianza. Mi cara es mi hoja de servicios.
-En fin...

   La ladera de la montaña tenía un tono pardo y seco. El viento se llevaba el calor y los caballos parecían no fatigarse ¿Tendrían sangre de mula?

    A dos horas de camino ya se apreciaban las enormes murallas, el edificio se asemejaba a un palacio de las llanuras. Aunque su interior estaba lleno de la peor escoria de Castilla y las razas del continente. Caldero del asesino la llamaban sus habitantes.

-Don Alberto
-Dígame, magister.
-Y si los soldados no les parece suficiente la paga.
Una risotada llenó el camino
-¿Qué le hace tanta gracia?
-Los soldados no verán ni un puñado de sal, el dinero es para el alguacil y algún bravo. La soldados se presentarán voluntarios...o los pasaremos a cuchillo.

Plan de jubilación

martes, 24 de julio de 2012

(Me lo han mandado por email)

Si es usted jubilado y el Gobierno le dice:


- que le sube los impuestos,

- que tendrá que pagar por las consultas médicas,

- que ya no puede haber ayudas sociales o para la dependencia,

- que ya no hay una plaza en una Residencia pública para usted



¿Qué hacer? ¿No le llega su pensión? No se desespere.

Los jubilados tenemos un plan:

- Cada ciudadano de más de 65 años deberá comprar una pistola y 4 balas

- Se le permitirá disparar a 4 políticos

- No es necesario matarlos (aunque ya puestos no habría que desperdiciar munición)



Naturalmente, esta circunstancia le enviará a prisión, donde usted tendrá:


- Régimen de pensión completa: tres comidas al día, techo, calefacción central….

- Seguirá cobrando su pensión

- Derecho de vis a vis una vez a la semana (le visitarán sus familiares lo mismo que hasta ahora)

- Todos los cuidados y consultas médicas gratuitas que requiera

- ¿Dentadura nueva? Dicho y hecho, ¿Gafas? Genial, ¿Una cadera nueva, rodillas, lo que sea?. Sin problemas

- Gimnasio, sala de juegos e Internet gratis

- Todo cubierto. Sin costes, sin impuestos.



¿Y quién le pagará todo esto? El Gobierno. El mismo Gobierno que le dijo que:



- que le tenía que subir los impuestos,

- que tendría que pagar por las consultas médicas,

- que ya no podría haber ayudas sociales para usted

- que ya no podía ofrecerle una plaza en una Residencia pública para usted



Usted solo deberá preocuparse de invertir bien su pensión para cuando salga… que

según las leyes de nuestro país y como usted tan solo ha matado a alguien… será muy pronto.



Este país es genial… ¿o no?

Crisis financiera, reforma bancaria y el futuro del capitalismo por el Profesor Huerta de Soto

lunes, 21 de mayo de 2012

Imprescindible para entender la economía. Uno de tantas cosas que deberíamos explicar a nuestros hijos cuando crezcan.


Patada al perro (Canción)

sábado, 21 de abril de 2012

Tenía ganas de huir
Y siempre me daba miedo
pensaba que este día
sería distinto del primero

{(Chorus)
Pero que tonto fui
pasaron los años
y como un perro aprendí
que de los golpes no aprendo

Cada vez que te miro
el corazón se me desboca
tengo miel delante de mi
y siempre sal en la boca
(/Chorus)}

¿Como puede ser?
Yo pensaba que era feliz
Cuando quise darme cuenta
mi mundo era gris

Aunque tu y yo fuimos unidad
ahora veo que era de cristal
y por mucho que abrazaba
sólo sentía soledad

Puedo jurar
que te quiero a morir
pero en realidad
no hay abril
que cuando hablo de calor
tu hablas de aguas mil

(Chorus)

Tu eras mi rosa
y yo el caballero
cuando me acercaba a oler
salian avispas de adentro

Dime que tengo que hacer.
porque como un buen perro
otro día más esperaré
y esperando desespero

Por que la vida sin ti
pa que coño la quiero
si tengo que pelear
como un bravo habrá que hacerlo

(Chorus)

cada vez que te toco muero
cada vez que me amas el día es nuevo
los ángeles por envidia me odian
y recuerdo para que valen los esfuerzos

Si hay un Dios ahí arriba
se divierte conmigo.
Una de cal y otra de sal
que se joda, a ti te tengo.

(Chorus)

A los emprendedores

jueves, 5 de abril de 2012

Bueno, a todos los que están emprendiendo o van a empezar, yo estoy en ese momento ahora.

 Lo más importante es la ilusión y hacer un plan de viabilidad, buscar local (si lo necesitas) y asesoramiento legal para hacer realidad tu idea.

 He ido a la Cámara de comercio, al ayuntamiento, a las asociaciones de emprendedores, al arquitecto, al ingeniero y finalmente con el asesor.
Sinceramente, después de tanta gente, me quedo con el último. Creo que es de lo más importante para ahorrar dinero en la creación de la empresa, un gestor de la misma localidad donde vaya a residir tu empresa, que conoce como se las gastan en el "hay-untamiento" (lo siento, pero sólo están para poner pegas y cobrar).
En el momento que ya controlaba algo de la materia, me di cuenta de quien sabía y quien no. Cuando lo encuentres, no racanees en él, te hará ahorrar dinero y te dirá las cosas con seguridad.
 Haz bien las cuentas y pide consejo a todos, y cuando alguien te hable de crisis, recuerda que hay un 20% de personas que no trabajan ¡Pero el 80% restante si! Y quieren gastarse su dinero, porque para eso se pasan el día haciendo cosas que no les gustan.
¡Ánimo!

El auténtico lastre del paro son los putos políticos.

jueves, 29 de marzo de 2012


"Queremos emprendedores"

UNA POLLA, leyes gilipollas para montar un local sencillito. No ponen facilidades para nada. Los gobernantes son PUTA GENTUZA que se dedica a desincentivar la creación de empresas y autoempleo. Nos tratan a todos como si fuésemos millonarios.

MENOS REFORMA LABORAL Y MENOS TRABAS ADMINISTRATIVAS.

El auténtico lastre del paro son los putos políticos.

http://elpais.com/diario/2011/11/20/negocio/1321798474_850215.html

"España ocupa el puesto número 147 del mundo en cuanto a la facilidad para crear una nueva empresa."

Que quede claro, si algún día puedo crear una empresa tecnológica, la crearé con sede en otros países (como Inglaterra, que no tienes porque residir allí). Todo son facilidades, no como aquí que te exigen hasta la muerte. Pretenden que te gastes 2.000€ sólo en pagar al estado. Todo eso antes de empezar



Kony 2012 - Subtítulos en español

martes, 13 de marzo de 2012


Es imperativo que se lleve a este criminal ante la justicia. A él y a todo su séquito.


Respecto a la "polémica" sobre este vídeo, por ser tan viral o si este criminal no está en Uganda desde 2006 (aunque ya lo dice en el vídeo), sinceramente creo que es una tontería. Somos adultos para crearnos una opinión e informarnos. Yo lo he hecho y desde luego este tiparraco y todos los que son como él, deben estar en prisión.

Política

domingo, 4 de marzo de 2012


En política se prospera quitando de en medio a los competidores. Los justos, los humildes, los que deberían gobernar, se quedan en el camino.
Los que medran son aquellos que hacen lo que haga falta para seguir en el poder. Sólo hay que ver a los dos grandes partidos, que habiendo aprobado sinónimas reformas, critican al adversario con idénticos argumentos.
¿Hay buenos políticos? Los hay, pero no llegarán lejos. Sinceramente no se que haría falta para que la sociedad se quitase la venda de los ojos.
Aquí en Valencia, parece que nadie ha votado al PP, en las elecciones todo el mundo había votado a partidos minoritarios (y se notó), pero la gran mayoría vota a cara o cruz y así no cambian las cosas. Estoy desencantado con la política y entiendo a amigos que hablan de sacar la guillotina, aunque no lo comparta, pero de verdad ¿donde ha quedado el honor?

Herramientas interesantes a investigar

martes, 6 de diciembre de 2011

Herramientas de DD de la marca:
http://www.tacktech.com/display.cfm?ttid=287

Leyendo la SMART:
*http://en.wikipedia.org/wiki/S.M.A.R.T.

SpeedFan
*http://www.almico.com/sfdownload.php

Hay alternativas

martes, 18 de octubre de 2011

   Y digo yo ¿Y si hubiesemos dejado caer a los bancos? ¿Y si hubiésemos gastado el dinero del ave, aeropuertos provinciales (http://hju.me/2FNwdT) y de este superpresupuesto de 90.000 millones de €uros en crear autovías a cada una de las capitales de provincia? Utilizando empresas públicas ad-hoc, claro, no vamos a destinar el 40% del presupuesto como beneficio a empresas privadas.

   ¿No hubiese estimulado la economía una burrada?

   ¿Y si se hubiese dedicado a crear una banca pública que realmente prestase dinero a las Pymes?

Liberatus

jueves, 30 de junio de 2011

Estamos corriendo, corriendo por la libertad, por rebeldía. Porque es lo único que podemos hacer. La estructura sobre la playa, ese malecón moderno, tiene dos líneas rojas marcadas por las que se puede correr, la externa, la más cercana al agua, es discontinua.
En los altavoces suena "Thunderstuck" de AC/DC. La sagre bombea por mi carótida, me siento viva y libre por primera vez en mucho tiempo ¡Thunderstuck!
Javier, un madurito con unos kilos de más, va delante mia ¡Como corre!
En el mar se oyen las motos acuaticas, cerca no se ve ninguno de esos tiranos. Pero se oye un disparo.
El disparo de un rifle de alto calibre. Cuando llegamos a uno de los arcos de la estructura, hay uno de esos bichos encaramado a la barandilla, apuntando hacia abajo con su rifle Barret.
Sus pezuñas atrapan la barandilla, impidiendo que el muy cabrón se caiga. Sus 130kg están acurrucados, realizando un segundo disparo y se gira hacia nosotros. Ahora si que toca correr.
Oigo la explosión de la bala de calibre .50. Restos del cuerpo de Javier me adelantan.
Salto al agua, 5 metros de altura. Junto los pies y espero el golpe. He caido entre 2 aparcamientos de motos de aguas. He perdido la parte superior del bikini, el menor de mis problemas. Un rubio de bote con gafas de sol me recoge en su moto de agua. Suena un disparo, aceleramos. Los altavoces hacen sonar "The joker and the thief" de Wolfmother. Muy adecuado.
Apreto mi cuerpo contra el del rubio y me giro para observar a la bestia haciendo un segundo disparo.

"Pegate más, bonita" creo que dice el rubio, joder es verdad, ahora que ya estamos lejos de sus armas me vuelvo a acordar del bikini. Mis tetas ahora son de dominio público.
Llegamos a un acantilado bajo una urbanización. Hay unas escaleras naturales que llevan a una cueva. El rubio ata la moto sin preocuparse demasiado y deja una de las chanclas en uno de los escalones, la otra cae al agua, sin que él se de cuenta o sin que le importe. La dejo en el mismo escalón y subo.
La cueva está bastante chula, para lo que me esperaba, el rubio pone "The kids aren't alright" de Offspring en la minicadena.Yo subo tapandome las vergüenzas, más por frío que por otra cosa.
-Donde tienes el baño
-¿Para qué?
-¿Tu que crees? Estoy empapada.
-No quiero que te tapes.- antes de que le responda con poca educación, vuelve a abrir la boca- Era coña, está ahí. Oye, es que estás preciosa- baboso.
Me ducho para quitarme la sal del cuerpo...y quitarme los restos de Javier ¡Malditos cabrones! Después de 20 minutos bajo el agua caliente, es momento de salir. Salgo con la toalla cubriendome el torso. Ahora suena "Hit or miss" de New Found Glory.
El tío está cocinando...para uno. No se porque no me sorprende, tampoco veo que me haya preparado ropa.
-Supongo que ya no me queda agua caliente.- dice sin girarse.
-Mierda, perdona.-Después de unos segundo de silencio- no tendrás algo de ropa para dejarme ¿no?- Se gira para mirarme, de arriba a abajo.
-Algo te encontraremos.






Músculos de la mímica

martes, 4 de enero de 2011

 Un vídeo imprescindible para aquellos que quieran estudiar algún libro de Paul Ekman, ya que da por supuestos algunos conceptos de anatomía.